Noticias

viernes, 22 de febrero de 2013

Mano biónica con sentido del tacto



Diseñan una mano biónica con sentido del tacto

El implante, que probará un joven italiano a finales de este mismo año, envía señales desde la punta de los dedos, la palma y la muñeca

Científicos de Pisa (Italia) y Lausana (Suiza) han diseñado una mano biónica, que permite sentir lo que está tocando, que será probada por primera vez a finales de este año en un joven italiano que perdió la parte inferior de su brazo en un accidente. Los prototipos anteriores proporcionaban menos sensibilidad, puesto que esta prótesis envía señales desde la punta de los dedos, desde la palma y desde la muñeca.

La primera mano biónica que permitirá a un paciente sentir lo que está tocando será implantada temporalmente a finales de este año a un joven italiano que perdió la parte inferior de su brazo en un accidente. 

Será una intervención pionera que podría suponer la llegada de una nueva generación de prótesis dotadas de percepción sensorial, señalan los responsables del proyecto. 

La mano biónica, informa SINC, ha sido desarrollada por Prensilia, una spin off de la Escuela Superior de Santa Ana, en Pisa (Italia), en colaboración con investigadores de Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza). 

Según han señalado los investigadores, la mano se unirá directamente al sistema nervioso del paciente través de electrodos recortados en los nervios medio y cubital del brazo, lo que le permitirá controlar la prótesis con sus pensamientos. Además, añaden, podrá recibir señales sensoriales en su cerebro procedente de los sensores de la mano biónica.

Pruebas durante un mes 

La prótesis no se implantará, por el momento, de forma permanente al paciente. El plan es que la lleve durante un mes para ver cómo se adapta. 

Si todo va bien, ya se está desarrollando un modelo más perfeccionado para nuevas pruebas dentro de dos años. 

El mismo equipo ya probó en 2009 un modelo previo de mano biónica con un paciente llamado Pierpaolo Petruzziello, que perdió la mitad de su brazo en un accidente automovilístico. 

Petruzziello fue capaz de mover los dedos de la prótesis, cerrarla como un puño y sostener objetos. Durante las pruebas dijo que tenía la sensación de agujas pinchadas en la palma de la mano. 

Esta primera versión solo tenía dos zonas sensoriales, mientras que el nuevo prototipo enviará señales desde las puntas de los dedos, pasando por la palma y hasta la muñeca, indican los investigadores.

Publicar un comentario