Noticias

jueves, 8 de noviembre de 2012

En cárceles de Bolivia

Reclusos denuncian que los espacios se venden en 10.000 dólares

Reos construyen en San Pedro un edificio con celdas de lujo


CASO El permiso establece que las obras sean para uso común de los internos; sin embargo, se informó que en realidad un grupo de presos busca lucrar con los espacios.

Daniela Romero / La Paz - 08/11/2012
Las celdas que construyen un grupo de reos en la sección Posta de la cárcel de San Pedro y que, según denuncias de reclusos, serán vendidas u ofrecidas en anticrético se encuentran en una edificación de cinco pisos y contarán con todas las comodidades para ser habitadas.

“El anuncio que realizan para hacer la preventa de las celdas es que cada una de ellas será de lujo, habrá espacio para un dormitorio e incluso para una pequeña sala donde cómodamente entrarán las pertenencias del interno”, informó a Página Siete uno de los reclusos denunciantes. 

Otro reo denunció que los internos a cargo de la edificación, que tendrá cinco pisos, adelantaron que habrá baño privado en cada ambiente.

. “Con todas estas comodidades de lujo, cada celda la ofrecen a 10.000 dólares y son un total de 20 celdas”.

Ya hay al menos cinco compradores que ya acordaron la entrega de sus celdas con la preventa y que incluso hicieron un adelanto en la cancelación a los reclusos inversionistas, aunque el dato no está confirmado.

“Esto se conoce porque todos vivimos juntos y muy cerca. Nosotros pedimos a las autoridades que hagan algo porque no se puede hacer estas construcciones que benefician a intereses particulares en predios que son del Estado”.

“Alguien tiene que decir algo. Nosotros demandamos más seguridad por más privados de libertad que estemos porque también tenemos derechos y uno de ellos es el derecho a la vida y a la integridad física”.

Denuncia

Página Siete tuvo acceso a una carta que envió un grupo de reclusos al gobernador del penal de San Pedro, Raúl Encinas, en la cual denunciaban que la construcción era para intereses privados y no colectivos, como manda la norma.

Encinas dijo el martes a Página Siete que los reclusos que llevan adelante la construcción tienen la autorización de la Dirección de Régimen Penitenciario, pero siempre y cuando sea para el uso colectivo y no así con fines comerciales. 

Aseguró que verificará el uso que se le dará a las nuevas celdas ante la denuncia de algunos privados de libertad.

El director nacional de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, señaló que conoce sobre la autorización, pero que él sabe que son construcciones para beneficiar a toda la población de la sección la Posta del penal. 

Según la denuncia que recibió este medio, los reclusos que consiguieron el permiso aseguraron que la obra beneficiará a todos los internos, puesto que será para uso común, tendrá ambientes de recreación y cobijará a internos que no tienen espacios dónde habitar.

“¿Qué persona en su sano juicio puede invertir una gran cantidad de dinero de manera particular para construir un espacio de uso común?”, cuestionó uno de los reclusos entrevistados.

Además, los privados de libertad que se sienten afectados manifestaron en la misiva enviada a Encinas que la edificación no cumple con las normas mínimas de construcción y que están utilizando venesta y listones.

“Estamos en peligro, nuestra integridad física corre riesgo porque en cualquier momento se puede derrumbar todo. No tenemos ningún tipo de seguridad y mucho menos con los cinco pisos que van a hacer construir”, manifestó uno de los reclusos.
Publicar un comentario