Noticias

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Extorsión

La Defensoría del Pueblo anunció su intervención. El comandante policial afirma que no tiene denuncias, pero que no “apañará” la violencia

Niños de la calle acusan a policías de extorsionarlos



Con voz tímida y sin mirar a los que lo rodeaban Juan contó cómo la Policía lo extorsionó por una suma de Bs 20. “El policía estaba en moto y me dijo dame Bs 20” contó el niño de trece años que se dedica a vender dulces en la plaza Colón. “Además me ha quitado mi mochila”, añadió. Allí tenía Bs 10 y eso más le fue arrebatado. 

Denuncias como la de Juan fueron narradas ayer por una decena de niños y adolescentes que viven en situación de calle. Ellos protestan y afirman ser víctimas de la vulneración de sus derechos por parte de la Policía. Ante estas denuncias la Defensoría del Pueblo asume el compromiso de formalizar el reclamo ante la Policía Departamental.

Las instituciones aglutinadas en la Red Yanapanakuna -que trabaja con personas en situación de calle- se reunieron ayer para escuchar los testimonios de las víctimas que relataron los abusos que los policías de varias unidades policiales cometen en su contra. En la reunión también participaron representantes del Servicio de Departamental de Gestión Social y de la Defensoría del Pueblo.

El objetivo es detener la violencia. En los operativos que realizan principalmente las unidades policiales Delta, Orión y la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), los jóvenes son golpeados, insultados, gasificados y extorsionados.

Denunciaron que algunos policías les quitan el dinero que tienen y son obligados a entregarles incluso celulares. Las víctimas también son los niños trabajadores pero que no viven en situación de calle. 

Los torturan, explicó el integrante de la Red, Martín Berndorfer. Contó que en una oportunidad les quitaron los zapatos y les abandonaron en un lugar alejado.

La representante de la Defensoría del Pueblo, Erika Vargas, aclaró que solicitarán una entrevista con las autoridades policiales. Exigirán que se respete el debido proceso y que no se violen sus derechos humanos. Sin embargo si los jóvenes son detenidos al cometer un delito deben ser aprehendidos respetado el debido proceso y como lo manda la ley.

Felina Albornoz, una integrante de la Red, explica que en reiteradas oportunidades realizaron denuncias al Comando Departamental de Policía e incluso desarrollaron talleres de sensibilización con policías sobre la verdadera realidad en que viven, pero que las agresiones continúan. 

Albornoz dijo que tienen documentadas todas las denuncias realizadas por los jóvenes.

También expresó su preocupación por los niños trabajadores que al ser confundidos con los que viven en situación de calle, son maltratados.

POLICÍA El comandante de la Policía Departamental, Erwin Montaño, dijo que se deben identificar a los presuntos culpables de los delitos mencionados. Además enfatizó “que no apañará” actos de corrupción.

Montaño dijo que no permitirá que la actitud de algunos malos policías empañe una gestión en la que se ha hecho énfasis en la reducción de la inseguridad ciudadana a través de la desconcentración de los servicios.

La nueva visión del personal policial no es la represiva, más bien la comunitaria en relación con los ciudadanos.

Montaño dijo que no aceptará denuncias que no sean fundamentadas y que no puedan ser verificadas.

Las últimas denuncias realizadas fueron del miércoles 24 de octubre cuando un grupo de jóvenes fue golpeado con puños, toletazos y además gasificado.

Varios policías bajaron de una camioneta e irrumpió el festejo del grupo lanzando una granada de gas. Una joven quedó desmayada y sus compañeros fueron brutalmente golpeados. 

En la oportunidad intervino un integrante de la Red Yanapanakuna que llevó a uno de los jóvenes que había recibido golpes fuertes en la cabeza al hospital para que reciba atención médica.

CONDICIÓN Las personas en situación de calle viven bajo puentes y en otros 32 sitios identificados de Cercado. Inhalan clefa, consumen marihuana, cocaína y bebidas alcohólicas. Muchas veces se dedican al robo.
Publicar un comentario