Noticias

jueves, 8 de noviembre de 2012

Inundaciones

Casi ocho millones de afectados por inundaciones en Nigeria


Las autoridades del país africano han expresado que estas inundaciones son las peores registradas en las últimas décadas, obligando a decretar “emergencia nacional” 

La Agencia Nacional para la Gestión de Emergencias de Nigeria (NEMA) estima que las inundaciones registradas en el país, desde el pasado mes de julio, ha causado la muerte de 400 personas, otros dos millones han sido desplazados de sus hogares y alrededor de 7.7 millones se han visto afectados por estos fenómenos naturales.

Las autoridades del país africano han expresado que estas inundaciones son las peores registradas en las últimas décadas en el sur nigeriano, obligando a decretar una “emergencia nacional” para evitar que la cifra de heridos -que actualmente supera las 18 mil personas- siga aumentando.

El Gobierno nacional teme que, como consecuencia de la catástrofe, el país se vea afectado por una crisis alimentaria, debido a que grandes cosechas han quedado sumergidas bajo el agua.

De igual manera, han sufrido daños las actividades de extracción de petróleo, una de las fuentes principales de los ingresos públicos, obligando a reducir la producción diaria a solamente 500 mil barriles (una quinta parte del potencial), durante las últimas semanas.

Un portavoz del Departamento de Recursos Petroleros de Nigeria, sin embargo, informó este jueves que “la producción se está normalizando” y que sólo se trató de una “breve interrupción".

Nigeria es el mayor exportador africano de crudo y por lo general bombea entre dos y 2,5 millones de barriles diarios, pues el robo generalizado de petróleo y la falta de estadísticas precisas hace que las cifras de producción fluctúen de mes a mes.

Ante este “desastre nacional”, familiares de las víctimas y miles de afectados han expresado, a través de los medios de comunicación, que la respuesta de las autoridades ha sido “insuficiente e inadecuada”.

Los nigerianos critican a su Gobierno por no tener un plan de prevención, tomando en consideración que todos los años, entre junio y octubre, se producen fuertes y prolongadas precipitaciones en parte del territorio nacional, especialmente en los estados de Bayelsa y Delta (sur).

Días atrás, el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, se mostró "apenado" por los graves daños que sufre el país y afirmó que "están trabajando en la reubicación de todos los damnificados. “El Gobierno está haciendo todo lo posible para paliar los efectos del temporal”.
Publicar un comentario