Noticias

martes, 11 de diciembre de 2012

Gobierno Mundial, una iniciativa que ya va sonando

Hollande y Rousseff proponen una nueva gobernanza mundial

Los dos mandatarios hicieron hincapié en la necesidad de políticas de crecimiento para enfrentarse a la crisis. 


"El desafío está delante de nosotros, construir una nueva gobernanza mundial", declaró este martes el presidente francés, François Hollande, al abrir en París un foro del progreso social junto a su homóloga brasileña, Dilma Rousseff.

La superación de la crisis "pasa necesariamente por la construcción de un nuevo mundo", afirmó por su parte Rousseff, recalcando los puntos de vista convergentes de Francia y Brasil, en el primer día de su visita a Francia.

Hollande y Rousseff inauguraron este foro, organizado por la Fundación Jean Jaurès y el Instituto Lula, en presencia del ex presidente brasileño, a quien su sucesora hizo un gran abrazo antes de empezar los discursos.

"Ha habido muchas palabras y pocos compromisos para regular las finanzas, hay que aplicar las mismas reglas de prudencia a todas las economías del mundo", estimó Hollande, y agregó que "el papel de los progresistas del mundo no es huir la realidad, sino transformarla, construir paso a paso, país por país, continente por continente una alternativa al liberalismo".

La "crisis tiene un nombre, es el 'dejar hacer'". Para solucionarla, según Hollande, "no hay que mirar hacia atrás, no tenemos más alternativa que inventar el mundo en que vivimos".

Los dos mandatarios hicieron hincapié en la necesidad de políticas de crecimiento para enfrentarse a la crisis.

A nivel europeo y mundial, se necesita "esfuerzo y solidaridad", dijo Hollande.

Explicando que la primera prioridad es el empleo, el presidente francés propuso que "en la escena internacional, en el G20, en el G8 y en las otras instancias internacionales no se tomen ni se debatan medidas sin evaluar su impacto sobre el empleo".

"Necesitamos una gobernanza económica mundial renovada", fundada "en la cooperación", aseguró.

Rousseff señaló por su parte los esfuerzos de su país para subir el nivel de vida de la población y reducir la pobreza, y recalcó el éxito de la política que combina las medidas fiscales y económicas con la protección social.

"Si sacrificamos las conquistas sociales, perderemos la batalla del desarrollo", dijo.

Criticando las opciones proteccionistas, la presidenta brasileña abogó por una "ampliación del multilateralismo" y por "un mayor control de los flujos financieros".

AFP
Publicar un comentario